Corresponsal en Bruselas

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, tiene claros sus mensajes. Y en una intervención en la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo este lunes ha dejado claro que la subida de tipos de interés es la receta para luchar contra la inflación. Para lo cual ha subrayado precisamente que los tipos "son y seguirán siendo la principal herramienta para combatir la inflación". Su razonamiento se ha sostenido en que las tasas elevadas reducen la presión de la demanda, precisamente por aumentar el coste del endeudamiento lo que, a su vez, presionará a la baja los precios, ha justificado.

La incertidumbre en torno a quien cogerá las riendas del fondo europeo de rescate al fin se ha disipado. El Consejo de Gobernadores del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), ha designado este viernes al exministro de Finanzas de Luxemburgo, Pierre Gramegna, como nuevo director gerente.

La Unión Europea no quiere entrar en una guerra comercial con Estados Unidos. Sería algo que no le convendría con la guerra de Rusia contra Ucrania a sus puertas y el chantaje del gas ruso apremiando la llegada del invierno. Sin embargo, la Ley de Reducción de la Inflación impulsada por la administración Biden no deja de levantar ampollas entre los Estados miembro y mientras unos defienden que se ponga en marcha un paquete de medidas similares para apoyar a la industria europea otros alertan de que los efectos pueden no ser los esperados.

La Comisión Europea ha dado luz verde este viernes a la compra de una participación de los hermanos Jon y Francisco Riberas, dueños de Gestamp, de la firma de componentes de automoción de Eslovenia, Hidria, propiedad de la familia Svetlik. Una operación con la cual los empresarios españoles se harán con una participación indirecta del 37,8% de la firma eslovena.

La carrera por presidir el Eurogrupo parece que tendrá un claro resultado incluso antes de la votación. El ministro de Finanzas de Irlanda, Paschal Donohoe, tiene todas las papeletas para repetir mandato como presidente del Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona.

Los Veintisiete han dado este jueves otra patada hacia adelante y han pospuesto a un nuevo encuentro, el próximo 13 de diciembre, el respaldo a la plataforma de compras conjuntas de gas y la agilización de los trámites de los proyectos renovables. Dos medidas que quedarán supeditadas a un acuerdo sobre la polémica propuesta de tope al precio del gas.

España llega al Consejo de ministros de Energía de la UE con un mensaje claro de rechazo a la propuesta del tope al gas de la Comisión Europa. La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha criticado la propuesta de Bruselas por "inaplicable", la ha tachado de "broma de mal gusto" y ha defendido que se establezca un límite dinámico que tenga en cuenta los mercados de referencia internacionales.

El reclamo se venía haciendo más fuerte a medida que se adentraba la temporada de frío. Hasta 15 Estados miembro pedían a Bruselas una medida para limitar el precio del gas en el mercado europeo. La propuesta de la Comisión Europea se terminó de concretar ayer, con unas condiciones que dejaron un regusto amargo entre los países de la UE por su efecto placebo. Un rechazo que se extiende entre los Estados miembro entre los que se encuentra España.

La Comisión Europea ha hecho pública este martes su valoración respecto al borrador de los Presupuestos Generales presentado por España. Un análisis en el que ha dado su visto bueno, en términos generales a su planteamiento, pero en el que ha dado un toque al Gobierno respecto a las medidas para atajar la crisis energética. Un mensaje para España en el que Bruselas recalca que estas medidas deben ir dirigidas a los colectivos más vulnerables y que, de mantenerse tal y como están, podrían aumentar el gasto, el déficit y la deuda del país.

La Comisión Europea ha presentado este martes la propuesta legislativa para poner un tope al precio de las compras de gas en el mercado comunitario. La medida constará de un "techo de seguridad" para el precio de los derivados en el índice de referencia holandés, el TTF (Title Transfer Facility, por sus siglas en inglés), del mes siguiente y se activará si se cumplen dos condiciones: si los niveles de precios superan 275 euros por MW/h durante dos semanas y si la diferencia entre nivel de precios del TTF y del nivel medio del gas natural licuado (GLN) iguala o supera los 58 euros.